Free Mustache Pink Glitter Lefty - Pointer 1 Cursors at www.totallyfreecursors.com

Seguidores

martes, 3 de diciembre de 2013

Capítulo 25: Zona vip (Best Song Ever)


                                                          Narra Natalia
 
   Por fin, tras terminar de ducharme, vestirme y quitarme los relíos del pelo, salí al pasillo para escuchar esa canción, pero lo que me encontré no fue de mi gusto: Marta y Liam mirándose cara a cara, paralizados:
-¿Pero qué pasa aquí?-les dije, intentando caldear el ambiente-.
-Ma-Marta ha di-dicho que sí qui-quiere salir con-conmigo-respondió Liam tartamudeando-.
-¿Y te sorprende?-respondí-. Yo sabía desde el principio que te iba a decir que sí-dije, fingiendo no estar sorprendida, aunque lo estaba de verdad-.
Marta no salía con ningún chico desde hacía mucho tiempo, y no imaginaba que le iba a decir a Liam que sí. Pero bueno, quién no. Está muy bueno y es un trozo de pan:
-Bueno Marta, ¿no dices nada?-le pregunto-.
-Creo que la pava está en estado de shock-responde una voz conocida tras mi espalda-.
-¡Zayn!-dije al girarme, y me lancé a sus brazos, olvidándome por completo de Marta y Liam-. Esa... esa, ¿era la nueva canción?
-Sí-me respondió el chico-. Y habéis sido las primeras en oírla.
-Quiero oírla otra vez.
-Y lo harás-me respondió Harry, que apareció por detrás de Zayn con Ana-.
-En los ensayos-aclaró Ana babeando por dentro de la felicidad-.
-Exacto. Y son en una hora. Así que a prepararse-se unió a la conversación Louis, que apareció tras una puerta a la derecha con Megan-.
-Espera... ¿Y Sam?-preguntamos yo y Niall al unísono, al aparecer el chico por la puerta de su habitación-.
-Los médicos no han dicho nada de darle el alta...-dijo Zayn-.
-¡Pero ella no puede faltar!-exclamé enfurecida-.
-Lo siento Nata....-dijo Louis dejando la frase en el aire-.
-Sobornemos a los médicos-les interrumpí, sin pensármelo dos veces-.
-¿Cómo vamos a hacer eso?-comentó Megan-. Son médicos, no drogadictos.
-Podríamos intentar darles algo a cambio del alta de Sam-expliqué-.
-Nata, Sam entró al hospital ayer. Estará cansada, y la herida y el accidente aún son muy recientes.
-Ella no se puede perder esto. Deseaba ser de las primeras en escuchar la nueva canción-protesté-.
-Antes de decir tonterías, ¿por qué no nos pasamos por el hospital antes del ensayo para ver si le pueden dar el alta?-dijo Marta, por fin saliendo de su ensimismamiento-.
-¡Hombre! ¡Por fin vuelves a la vida!-bromeé-. Chicos, nueva pareja.
-Marta y Liam-terminó de hablar Ana, que, supongo, ya se lo imaginaba-.
-Chicas, no es por cortaros el rollo, pero si queremos pasarnos por el hospital, hay que irse ya-intervino Louis-.
-Está bien-contestó Zayn en nuestro lugar-. Iremos en mi Volkswagen.
-¡Bien!-se me escapó-. Quiero decir, que así no llamaremos la atención.
Bajamos al garaje del hotel y nos dirigimos a la zona privada para famosos. Nunca había visto nada igual en ningún hotel salvo en éste. Dos puertas enormes de hierro se encontraban al final del garaje. Un cartel amarillo fosforescente indicaba que no estaba permitido el paso a huéspedes no invitados. Como no, los chicos estaban invitados, y con una llave que Zayn se sacó del bolsillo, giró la cerradura que se encontraba en la esquina derecha inferior de la puerta. Tras un gran chirrido, las puertas se abrieron y pudimos ver una especie de casino, acompañado con un bar de copas, un jacuzzi y la entrada a una piscina climatizada y a un spa:
-¡Dios mío! ¿Qué demonios es esto?-preguntamos mis amigas y yo al unísono-.
-Es la zona vip exprés. Como en Londres vienen muchos famosos, en muchos hoteles hay zonas como esta. En este hotel, únicamente los famosos pueden entrar gratis, para pasar el tiempo que se queden aquí totalmente tranquilos y libres de fans. A veces, excepcionalmente, dejan entrar a algunas personas muy privilegiadas que pueden pagar mucho dinero para unirse a nosotros. Eso sí, a la mínima fotografía serían expulsados. Esto es un sitio hecho expresamente para que, durante un tiempo, los famosos se sientan tranquilos y solos-nos aclaró Liam-.
-Guau, en España no hacen cosas así, que yo sepa-intervení-.
-Normal, con la crisis que hay, jeje-contestó Zayn-.
-¡Eh!-y le pegué un flojo puñetazo acompañado por la risa de los demás-.
-Bueno, a lo que íbamos. Seguidme-dijo Zayn, pasada la risa-.
Seguimos caminando hasta una puerta gris que estaba casi oculta detrás de una de las máquinas de juego del casino y al abrirla, pudimos ver un garaje, más pequeño que el otro sí, pero también más cuidado y lujoso. Estaba todo pintado de blanco, y cada aparcamiento tenía una placa con el nombre de un famoso: Miley Cyrus, Britney Spears, Selena Gomez, Demi Lovato, Justin Bieber... y One Direction, que tenía seis plazas: Una para la limusina y las otras cinco para los coches de los chicos. Nos dirigimos al aparcamiento donde había una placa donde ponía: Zayn Malik, y nos montamos en el coche para dirigirnos al hospital.

                                                        Narra Sam

Me desperté con dolor de cabeza y naúseas, y al abrir los ojos, me encontré con los de Nata:
-¡Sam!-y me abrazó-.
Le devolví el abrazo floja y empecé a incorporarme para ir al baño, pero unos cables tiraron de mí. Miré hacia mi barriga: Estaba atada con correas. Intenté hablar, pero no podía. Vi cómo un líquido transparente pasaba por uno de los tubos, seguía avanzando, hasta llegar a mi brazo derecho, que, no sé por qué, estaba vendado, y, en el instante en que el líquido se metió en mi brazo, me quedé dormida, totalmente drogada.


2 comentarios:

  1. tataaaaaaaaaaaa me encanta esta super bien y me as dejado con mas ganas.
    cuando puedas sube el otro plissss. te quiero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciaaas tataa!!! teqq muxooooo!!! muakkkkss!! :)

      Eliminar